Noticias

Playa de Barayo

Barayo es una playa de tamaño medio situada muy cerca de Puerto de Vega. El color de la arena es oscura y su composición es principalmente de arena. Es una zona con oleaje moderado. Con las mareas, el espacio de arena útil varía mucho.Detrás hay dunas naturales y un humedal.

Barayo se encuentra en un entorno protegido como Reserva Natural Parcial / ZEPA / LIC.

Normalmente tiene un índice de ocupación medio, con entre el 30% y el 70% ocupada en temporada alta.

Para acceder a la Playa de Barayo tenremos que dirigirnos desde Puerto de Vega a la cercana aldea de Vigo y una vez allí iremos hacia el aparcamiento de la misma. Tras unos 10-15 minutos a pié por una senda de fácil acceso llegaremos a la PLaya de Barayo. Dispone de zona nudista en el extremo este de la misma.

La playa de Frejulfe

Frejulfe, también llamada Frexulfe, es una playa de tamaño medio situada muy cerca de Puerto de Vega. El color de la arena es oscura y su composición es principalmente de arena. Es una zona de oleaje fuerte. Con las mareas, el espacio de arena útil varía mucho.

Detrás hay dunas naturales. Frejulfe se encuentra en un entorno protegido como Monumento Natural / ZEPA / LIC. Normalmente tiene un índice de ocupación alto, con más del 70% ocupada en temporada alta, esto puede ser debido al ser una playa de fácil acceso.

Es un arenal muy recomendado para la práctica del surf y famoso por albergar «La Gira» de las fiestas patronales de Puerto de Vega.

Puerto de Vega y su entorno

Puerto de Vega encarna el romanticismo en la costa occidental asturiana, y por eso ha sido y es una poderosa fuente de inspiración para los artistas. Sus alrededores son de una espectacular belleza natural y arquitectónica. Las grandes quintas indianas con sus jardines, las casas-palacio, las casonas típicas asturianas y todo un universo rural, colorido y auténtico, se diseminan en el entorno de Puerto de Vega.

Su activo puerto te ofrece una encantadora estampa, con su flota amarrada, compuesta por pequeñas embarcaciones de madera que salen a diario al mar, y bordeado de típicas casas de pescadores, casonas solariegas, casas de indianos y modernos edificios. Numerosos símbolos y monumentos recuerdan la grandeza de su pasado y su protagonismo en episodios importantes, como la fortificación, en 1776, y el fallecimiento del ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos en la Casona Trelles en 1811, tras refugiarse en la villa por una tormenta.

Así que la aproximación a esta villa resulta siempre una delicia. Los bares y restaurantes rezumen aromas cantábricos de pescados y mariscos. El ambiente es sosegado, y la flota luce humilde en las tranquilas aguas, al pie de la rula.

Puerto de Vega atesora una historia rica e intensa, que salta a la vista en cada parque, en cada monumento, en cada placa. No dejes de visitar la rula y el Centro de Interpretación «Historias del Mar» (puerta de entrada a la comarca turística del Parque Histórico del Navia). Si te quieres empapar de sus costumbres campesinas, su industria pesquera y conservera y sus flujos migratorios, acércate al Museo Etnográfico Juan Pérez Villamil.

Un paseo por los cuidados rincones de Puerto de Vega te dará idea de la pericia de los pescadores del Cantábrico en sus labores, de su heroica existencia y de la plasticidad de un puerto recóndito y abierto a la mar al mismo tiempo. Sentirás que esta villa es tan especial que no es extraño que sea Pueblo Ejemplar de Asturias desde 1995.